Desde el teléfono

A principios de abril hice un viaje de trabajo a la ciudad de Posadas. Como no iba a tener demasiado tiempo libre no llevé conmigo la cámara de fotos. Así que cuando se dio la oportunidad volví a registrar los momentos de mi viaje con el teléfono celular.
Si uno mira los resultados con atención existe una diferencia de resolución evidente. Sin embargo los resultados que se consiguen con el teléfono son muy aceptables. Y cuanto más formado esté uno como fotógrafo mejores serán estos resultados.
En este caso las fotos fueron tomadas con la aplicación VSCO que ofrece controles manuales. Lo mejor que tiene es que en automático te deja elegir distintos puntos de la foto para medir enfoque y exposición.