5ml de Romek

Mientras continuaba con mis experimentos para conocer cuáles son las posibilidades de realizar Stand-Development con el revelador universal Romek PQ9 me habría topado con un límite práctico. Tras revelar un nuevo rollo de 35mm con sólo 4cm3 de revelador obtuve un negativo muy fino y con muy poco contraste.

¿Qué tiene de especial el Stand-Development?
El proceso de revelado manual suele tener tres etapas: revelado, stop-bath y fijado. Durante el revelado se sumerge la película en una solución que contiene los agentes químicos encargados de transformar la imagen latente en una imagen visible. La cantidad de tiempo durante el cual la película está en contacto con el revelador depende del revelador utilizado, su concentración (siempre se diluye en agua) y las características de la película1. Todos los reveladores, además de indicar tiempos de referencia para las distintas sensibilidades de las películas proponen patrones de agitado (por ejemplo: 5 minutos de revelado agitando los primeros 60 segundos y luego 10 segundos cada minuto). Mover el revelador garantiza que la película esté siempre en contacto con los químicos de manera uniforme. Manipulando el tiempo y los patrones de agitado puede controlarse, entre otras cosas, el contraste final que tendrá el negativo2.
La técnica del Stand-Development (algo así como revelado en reposo) es distinta. Una vez que se sumerge la película en el revelador casi no se mueve. El truco está en usar una cantidad de revelador mínima. Las partes de la película que recibieron más luz se revelan rápido pero el revelador en contacto con ellas se agota mientras aquel en contacto con las partes menos expuestas tiene más tiempo de hacer su trabajo. Revelar de esta forma es un poco más cómodo aunque se pierde la posibilidad de controlar el contraste con el tiempo de revelado.

¿Y el Romek PQ9?
El revelador Romek PQ9 es un revelador universal (sirve tanto para películas como para papel) con tiempos de revelado muy cortos. Se lo utiliza normalmente diluyendo una parte de revelador en 6 partes de agua (1 + 6). El patrón de agitación es como sigue: 30 segundos de agitado inicial, luego 5 segundos de agitado cada 30 segundos.
Según la información que circula en internet no se recomienda realizar Stand-Development con reveladores que contengan sulfito de sodio (el PQ9 tiene un 13% en su composición), de todas formas yo no he tenido ninguno de los problemas asociados a este solvente hasta ahora.

¿Y la mínima cantidad de revelador?
La desconozco. Pero está claro que si la cantidad de revelador no es suficiente se agotará antes de producir un buen resultado en el negativo. Después de haber revelado con éxito 3 rollos de 35mm con 5cm3 de revelador probé con sólo 4cm3 (pasé de una dilución 1 + 63 a una 1 + 79).
La víctima fue un Foma Fomapan ISO 400. Después de estar durante 50 minutos sumergido en revelador y pasar por el tradicional stop-bath y fijado quedó un negativo muy fino con muy bajo contraste (ver acá).

Conclusiones
No alcanza con 4cm3 de Romek PQ9 para revelar un rollo de 35mm de 36 exposiciones. Utilizar una dilución 1 + 63 (5cm3 de revelador para 320cmde solución) sí es suficiente. Es posible que variar levemente la cantidad total de revelador (entre 4,5cmy 5,5cm3) permita controlar el contraste del negativo obtenido, aunque hay que poner a prueba esta hipótesis.

Blog: Stand development
De arriba a abajo: Ilford Pan 400 (1 + 6, 3′ 30”), Fomapan 100 (1 + 27, 10′) y Fomapan 400 (1 + 79, 50′). Puede notarse claramente la pérdida de contraste en el último caso, posiblemente la cantidad de revelador resultó insuficiente.

  1.  También depende de la temperatura. Personalmente no la controlo. 
  2. El contraste aumenta cuando aumenta el tiempo de revelado o la intensidad del agitado. Esto puede ser útil, por ejemplo, para fotografiar escenas de muy alto contraste sobrexponiendo la película y luego reduciendo el tiempo de revelado (se consigue así comprimir el rango dinámico de la escena).