Fotosinécdoques

Mirar la parte por el todo. Esta serie de sinécdoques fotográficas son el resultado de mezclar distintas partes de la historia. Amplío pequeñísimas fracciones de negativos de 35mm en el cuarto oscuro, colocando un lente de una cámara de fotos de un teléfono celular en una ampliadora casera. La óptica que antes concentraba la luz en un mínimo sensor electrónico esparce el grano de una fotografía analógica en papel fotográfico tradicional.

Las Fotosinécdoques son pequeñas, en general de entre 9 y 18 centímetros de lado. Las distintas películas utilizadas cambian drásticamente el grano, quizás el omnipresente protagonista. Por lo artesanal de la técnica utilizada, estas fotos son únicas. Cuando vale la pena, realizo una obra, de la que nunca existirá una copia.